Katherine Johnson

Disfruta de lo que haces y harás tu mejor esfuerzo.

La invisibilidad sistemática contra mujeres negras ha provocado que a Johnson nos cueste ubicarla hasta la película Figuras ocultas (2017) pero su labor supuso un antes y un después en la historia de la NASA y de las mujeres afroamericanas. 

El 24 de febrero de este año nos despedíamos de una de las heroínas más brillantes para varios hitos en la historia de la humanidad como la misión del Apolo 11, la cual llevó a Neil Armstrong como comandante, Edwin Aldrin y a Michael Collins a la Luna en 1969. 

Katherine nació en 1918 en el estado de Virgina Occidental (Estados Unidos) en el seno de una familia afroamericana en plena época de segregación a causa de las Leyes Jim Crow. Con una mente extraordinaria, Johnson se graduó muy joven de su etapa en la educación secundaria (15 años) pero, ¡es que a los 18 se graduó de francés y matemáticas! 

A pesar de su extraordinaria capacidad, el ser negra y mujer la limitaba en el ámbito académico. Gracias a la sentencia Missouri ex rel. Gales v. Canada (1938), que sostenía que los estados que proporcionaban una escuela a los estudiantes blancos también tenían que proporcionar educación en el estado a los negros, Katherine fue una de las seleccionadas para hacer estudio de posgrado (únicamente tres afroamericanos y ella como única mujer). Tras todo el esfuerzo, Katherine como mujer debía sostener —según la mentalidad patriarcal de entonces— la familia y dedicarse de lleno a ello dejando de lado cuestiones “menos importantes”. Al quedarse embarazada, Katherine Johnson abandonó sus estudios de posgrado. 

Su incansable espíritu no la hizo rendirse y siguió desarrollando su actividad profesional como matemática de investigación. No sería hasta 1953, que nuestra protagonista entraría en la NASA. Su impacto como investigadora no sólo está alabado por más de diez premios del mundo universitario y de la NASA, sino que, además, sus artículos académicos suponen una referencia bibliografía indispensable para todas aquellas personas que quieren seguir sus pasos. 

Hay que contextualizar que Katherine Johnson trabajó para la NASA en momentos de muchísima actividad espacial, y es que Estados Unidos, en su incansable guerra porque la URSS (el otro bando en esa Guerra Fría que decidieron emprender tras la II Guerra Mundial) estaba constantemente buscando la perfección de sus avances en la materia y corriendo en esa carrera espacial para que ningún estado del otro bloque les superase. 

#AFKQuote #Mujeres Afro #ReferentesAfro #AfroFemkoop

¡Compártelo!


¡PARTICIPA EN AFK!

AfroFem Koop es un asociación sin ánimo de lucro con sede en Barcelona. Luchamos por el desarrollo integral de la comunidad afrodescendiente, especialmente mujeres e identidades NB, en los ámbitos educativo, cultural y político y contra la feminización y racialización de la precariedad laboral.
Colabora y participa de diferentes formas:

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Únete a la Comunidad AFK, un espacio privado de creciemiento colectivo. ¿Te lo vas a perder?

Las socias de AFK potenciamos y apoyamos el desarrollo de las mujeres negras y afrodescendientes y la unión de nuestra comunidad a través de diversas líneas de acción. ¡Ser socia tiene muchas ventajas!

Contrata talleres, actividades o asesorias para tu Organización o Colectivo

Un comentario en “Katherine Johnson

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: